Compartir
Publicidad
Killing Floor 2, análisis
PS4

Killing Floor 2, análisis

Publicidad
Publicidad

Desde que Left 4 Dead y Gears of War popularizaron a los zombis y el modo Horda, los desarrolladores de videojuegos han estado disfrutando la dinámica de crear experiencias de supervivencia basadas en equipos. Particularmente Tripwire, estudio que tuvo bastante éxito con Killing Floor, un juego que combina magistralmente los elementos de juego más divertidos de los títulos antes mencionados.

A esta divertida fórmula también se adhiere Killing Floor 2, juego que llegó este 18 de noviembre a PlayStation 4 y PC, y se expande en casi todos los sentidos. Hablar de KF2 es hacer referencia a tres grandes títulos: Call of Duty y su modo zombis, Gears of War y la Horda, y claro, Left 4 Dead, con su estilo de juego incesante y personajes atractivamente cómicos.

Historia

Hay que aclarar que Killing Floor 2 es un juego orientado básicamente al modo multijugador. Esto quiere decir que aquí no vamos a encontrar una campaña individual o cooperativa con una narrativa profunda. Lo único que se nos hace saber es que unos científicos locos se han puesto a crear una raza de criaturas mitad zombis y mitad robots a través de una mezcla de biología y maquinaria para aterrorizar a la humanidad. El nombre de estas criaturas es Zeds y los eventos de Killing Floor 2 siguen los del primer juego, cuando una epidemia de Zeds amenaza a la unión europea.

El objetivo de los jugadores es el más simple de todos: tomar las armas y acabar con las oleadas de Zeds a diestra y siniestra hasta erradicar la epidemia, que ya ha colapsado ciudades y gobiernos completos.

Simple, divertido, adictivo

Si ustedes son de esos jugadores a los que no les gusta complicarse tanto la vida con videojuegos de historias enredosas y a veces aburridas, y en vez de eso prefieren una experiencia más directa y rápida, Killing Floor 2 es para ustedes. Aquí van a ir al punto; masacrar oleadas de enemigos junto con otras personas a la vez que suben de nivel a cualquiera de las 10 clases de combate disponibles.

El modo de juego se siente fluido, divertido y fácil de aprender para cualquiera que se identifique con los títulos en primera persona. Lo mejor de todo es el uso de las armas. Da una sensación bastante satisfactoria volarle los sesos a los Zeds que incluso llega a ser hasta algo adictivo.

Durante el combate siempre vamos a encontrarnos con impactantes momentos de cámara lenta que nos permitirán disfrutar aún más de las masacres de Zeds. Sin embargo, hay una queja sobre esto. La cámara lenta siempre es al azar (los jugadores no la activan, sino el propio juego) y a veces resulta tediosa porque hay momentos donde no estamos luchando contra nadie y aparece para alentarnos la acción donde no estamos participando.

Killing Floor 2 Pve 31

Modos de juego y mapas

Ahora vamos a escribir sobre los modos y mapas disponibles en el juego del lanzamiento. Los modos son dos. Uno es el cooperativo de supervivencia que puede ajustarse hasta 10 oleadas de Zeds. Aquí vamos a ir acompañados por un máximo de 5 jugadores hasta llegar a uno de dos jefes que aparecen al azar en cada mapa. La dificultad también se puede ajustar y está recomendada por niveles, así que cuando inicien con el juego nunca seleccionen de difícil en adelante porque serán masacrados. Vayan jugando en normal hasta subir de rango con la clase que deseen.

El otro modo es el competitivo. Básicamente es lo mismo que el PVE, pero aquí los jugadores también pueden controlar a los Zeds y atacar a los humanos con garras y otros poderes bastantemente inferiores a las armas de fuego, pero eso no quiere decir que la balanza siempre va a estar del lado de los humanos. La ventaja de los Zeds es que pueden atacar en grandes números y es ahí donde los jugadores pueden aprovechar la oportunidad de atacar.

Killing Floor 2 Pvp 3
Killing Floor 2 Pvp 2
Killing Floor 2 Pvp 1

Los mapas son 12 y en ellos podemos jugar en zonas tan variadas como la ciudad de Paris, una granja, laboratorios, una cárcel y hasta en un bosque. Como dato adicional hay que mencionar que en cada mapa se esconden coleccionables que al obtenerlos todos nos darán un trofeo (uno por mapa). Estos coleccionables no otorgan nada más que eso y cualquier jugador puede desbloquearlos para nosotros. Así que si reciben un trofeo por hacer nada ya saben por que fue.

Otra cosa a mencionar sobre los mapas es que todos cuentan con puertas que pueden ser soldadas para evitar que los Zeds entren. Si los equipos se coordinan bien esto puede ser algo realmente útil para quedarse en un solo sitio campeando. Sin embargo, si vamos a jugar al lado de puros desconocidos, el consejo que aquí les damos es que siempre hay que estar en movimiento para evitar que los enemigos nos acorralen en un pasillo estrecho.

Las herramientas del juego

Lo mejor de Killing Floor 2, a parte de asesinar Zeds, son las armas. Las hay por docenas y casi todas están ligadas a una clase en especifico. Esto no quiere decir que necesitemos la clase de Comando para poder usar un arma diseñada para ella. No, cualquier clase puede utilizar el armamento de las otras, pero usar un arma de comando en comando hará que sea más fácil desempeñarnos al matar por las estadísticas de la clase.

Algo genial de lo que también nos hemos dado cuenta es que al nosotros estar en una clase, por ejemplo Apoyo, y usamos un arma de Experto en demolición, vamos a subir de nivel a esta última clase hasta que no cambiemos a un arma especializada para apoyo.

Otra cosa que deben tener en cuenta es que las armas no las desbloqueamos para siempre. Estas las iremos obteniendo al ir avanzando las oleadas y matar Zeds, los cuales dejan caer dinero para canjearlo al final de cada oleada en una estación que será marcada en el HUD. Solo en las estaciones seremos capaces de ver todo el armamento y decidir en qué gastar el efectivo. Y a parte de las armas, también podemos reponer, munición, granadas o un chaleco protector que alargará nuestra resistencia.

Volviendo a las clases, cada una posee una especie de botiquín que nos puede curar a nosotros o a los aliados las veces que queramos, siempre y cuando la barra esté llena al 100%. Algo que si es exclusivo de cada clase, a parte de las estadísticas y habilidades que esta puede llegar a hacer cada vez que llega a un nivel en especifico, son las granadas. Estas no pueden cambiarse y cada clase posee una diferente, entre las que encontramos un molotov, una granada de fragmentación, una que puede congelar a los enemigos e incluso otra que crea un pequeño espacio azul donde los aliados se pueden curar.

Killing Floor 2 Pve 13

Killing Floor 2 es bastante largo en términos de contenido. Principalmente debido a sus 10 clases y sus desbloqueos únicos, pero también porque hay un gran número de mapas, algunos incluso desarrollados en conjunto con la comunidad. En el juego existen microtransacciones, pero ninguna diseñada para romper el equilibrio de la experiencia. Si buscan profundidad en cuanto a historia aquí no la hallarán. Si desean matar el tiempo y divertirse bastante a la vez, entonces les recomendamos sin ninguna duda Killing Floor 2.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos